Gestión Comercial en entornos Multinacionales

En el entorno actual, los clientes operan de forma global, se mueven más y rápidamente pueden comparar la experiencia que le presta la misma compañía en distintos países. Es necesario atender a esta realidad y hacerlo con celeridad ya que la experiencia y satisfacción del cliente está siendo evaluada en todo momento y en distintos canales. El sindicato de clientes está hoy ubicado en las redes sociales con toda su inmediatez e impacto global. Por ello, muchas empresas tienen como objetivo mejorar su Gestión Comercial.

A finales de Mayo Quid Qualitas tuvo la oportunidad de facilitar un interesante evento con la compañía Multinacional Spring GDS (Post NL). En este Global Sales Meeting participaron responsables y delegados comerciales de distintos países: Alemania, Reino Unido, Italia, Polonia, Holanda, España, etc… En este caso el objetivo fue crear el entorno más adecuado para compartir información comercial relevante, durante 2 días, entre los distintos países: clientes clave, operaciones comerciales de impacto, forma de abordar y captar nuevos clientes, herramientas e-commerce apropiadas para prestar un servicio excelente, etc….

A través de diferentes actividades, entre las que se incluyó la creación de un mural colectivo, cuyo diseño y dirección recayó en la manos de nuestro director creativo , Alex Barros, se preparó con esmero la forma de que cada país compartiera la información comercial de manera que aportara valor, encontrando acciones e ideas para afrontar cara al futuro y mejorar en  compartir buenas prácticas, herramientas, contratos con clientes globales, etc…

¡Todo un éxito! ¡Enhorabuena a todos los participantes!!

Es curioso observar que cada vez más que la única herramienta que tienen las empresas para diferenciarse es el vínculo de relación que tienen con sus clientes (ya que todo los demás es fácilmente copiable). Ya no nos diferencia el producto ni el servicio. Las áreas de ventas tienen que mejorar la forma en la que se relacionan con sus clientes, profundizar en los aspectos claves que construyen confianza con ellos, confianza bien entendida, que no se resume en tener una buena relación de años, sino de demostrar que la venta aporta valor real al cliente, que demuestra profesionalidad (no sólo conocimientos de productos y servicios, también sobre el cliente, su mercado y situación), asesoramiento y enfoque en las necesidades e intereses del cliente.

Las empresas tienen que enfocar cada vez más en plantear un desarrollo de habilidades para sus comerciales que incidan en estos aspectos, para que realmente puedan diferenciarse. Y el gran reto para las empresas multinacionales es que deben acometerlo con mayor celeridad, a pesar que para ellas sea más difícil por su tamaño y compleja organización.